Historia

Historia

La Fundación Evolución (FE) nace en 1991 de la necesidad de generar un marco legal a las actividades que desde 1989 comenzó a impulsar el maestro Daniel Reyes en relación a la promoción de la entonces llamada “telemática educativa”, y que dieron origen a su proyecto fundador: la Red TELAR (Todos En LA Red).

 


Los inicios: La Red TELAR

En 1988, Peter Copen, Presidente de la Fundación de la Familia Copen (CFF) en Estados Unidos, fomentaba la iniciativa de unir telemáticamente a 12 escuelas de ese país con otras 12 de Rusia, con el propósito de mejorar la calidad de la educación y promover el entendimiento entre los estudiantes de los dos países en el período de Guerra Fría.

Gracias al éxito de esta experiencia, la CFF decidió invitar a más países a unirse a la iniciativa, bajo el lema “La Juventud Utilizando las Telecomunicaciones para Mejorar el Mundo”. Daniel Reyes, entonces director de la Escuela de la Costa en Puerto Madryn, al sur de Argentina, se sumó a este desafío y fomentó la conexión de escuelas del país y del mundo.  Así se convierte en el arquitecto de la Red Nacional TELAR y uno de los miembros fundadores de la Red Internacional iEARN.

Desde ese momento trabajó incansablemente en la incorporación de las tecnologías a la educación con fines pedagógicos, y contribuyó a formar una red de docentes en todo el país involucrados con esta filosofía y modalidad de trabajo.

En 1994, el Ministerio de Educación implementó el Plan Social Educativo que tenía, entre otros objetivos, promover la integración de la tecnología como una forma de mejorar la calidad y equidad de la educación pública. Esta iniciativa apoyó la expansión de las actividades de la Red a 400 escuelas argentinas.

TELAR se constituyó así en una red educativa abierta a todas las escuelas del país que impulsa la utilización pedagógica de las tecnologías de la información y la comunicación, mediante el trabajo en proyectos colaborativos nacionales e internacionales. Coordinada desde entonces por la Fundación Evolución, desarrolla y sostiene una comunidad virtual de escuelas, educadores y alumnos, que promueve el aprendizaje colaborativo, es decir, “la adquisición individual de conocimientos, competencias y formación en valores que ocurren como resultado de la interacción en grupo”.

En 1997 Daniel Reyes falleció en un accidente aéreo cuando viajaba de regreso del Primer Campamento Telemático Nacional que se había desarrollado en Misiones. Si bien esta fatalidad fue un golpe duro para la organización, renovó el compromiso de todos sus colaboradores e impulsó la participación de más educadores.


El legado: Fundación Evolución

La FE continuó creciendo y afianzando lazos con diferentes organizaciones comprometidas con la educación y la tecnología. Esto le permitió diversificar sus áreas de acción y diseñar, gestionar e implementar nuevos programas y proyectos.

Entre sus iniciativas históricas se encuentran la Olimpíada Geográfica Argentina (OGA), la Olimpíada Nacional de Innovación, Ciencia y Tecnología (ONICyT) y el Desafío problemático Argentino (DPA). También la gestión del Centro Tecnológico Comunitario de Perito Moreno, en la provincia de Santa Cruz, que posibilitó por primera vez en esa localidad el acceso público a la tecnología, y la implementación del programa GEMS (Global Education Model Schools) que brindó equipamiento y capacitación a 7 escuelas participantes de la Red TELAR.

En honor a la trayectoria del maestro Daniel Reyes y su incansable trabajo educativo, que dio impulso al Plan Nacional de Telecomunicaciones Educativas, el Congreso de la Nación Argentina en 1999 declaró a Puerto Madryn, “Capital Nacional de las Telecomunicaciones Educativas”.

El 29 de octubre de cada año, aniversario del nacimiento del fundador y propulsor de la Red TELAR y Fundación Evolución, se entrega el Premio “Maestro Daniel Reyes” en su homenaje a una escuela, institución o educador/a que tenga una presencia activa y continua en los proyectos de la FE.

 

iEARN International Conference 2014